La Bolsa de Valores de México

full-BolsaMexicana_de_Valores.jpg

La Bolsa de Valores de cualquier región del mundo, corresponde al sistema financiero cuya finalidad primordial es la transferencia de recursos de los inversionistas a las empresas que participan en la bolsa. En ella se reúnen personas e instituciones que reciben dinero y al mismo tiempo conforman sociedades de capital, bajo un conjunto de normas jurídicas, que le otorgan seguridad a las operaciones que ahí se realizan.

La participación en la Bolsa de Valores es abierta, pues es responsabilidad de quien incursiona en ella el grado de riesgo que asume a través de los diferentes instrumentos financieros. Estos participantes son personas que se representan a sí mismos, o a sus empresas, y sociedades de inversión, éstas últimas quienes tienen en sus manos el capital de un conjunto de personas que no tienen la experiencia para ingresar a ella, pero que ponen su capital confiados en el conocimiento que estas firmas han adquirido para operar con el menor riesgo y la búsqueda de mayores rendimientos para esos recursos.

Aunque se trata en cierto sentido, de un complicado sistema, en términos simples puede decirse que la Bolsa de Valores crea un juego de oferta y demanda de acciones cuyo valor está determinado precisamente por la confianza que los inversionistas tienen en determinada firma, representada ésta por los activos y las ventas que genera. Puede decirse entonces que es dicha confianza y la expectativa de crecimiento de las empresas participantes las que les confieren valor a sus acciones.

De acuerdo a esto, los movimientos de la Bolsa inciden en cierto sentido respecto a la confianza que están generando determinadas empresas en medio de una situación económica y política determinada.

Los movimientos de este sistema, también están influidos por las decisiones financieras oficiales, como el Banco de México y la regulación directa de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, el cual es un órgano de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a través de una Ley expresa para esta actividad. La Ley de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, que le otorga facultades para supervisar, regular a ésta como una entidad financiera. A ésta también le compete el registro que se lleva a cabo de los participantes: El Registro Nacional de Valores e Intermediarios.

La BMV como institución privada cumple una serie de normatividades que le permiten la credibilidad de sus operaciones, además de cumplir con otras normas jurídicas de suma importancia como La Ley de Mercado de Valores, Ley de Sociedades de Inversión, y un Código de ética de la Comunidad Bursátil Mexicana, misma que se ha preocupado por establecer reglas de orden moral para que todo aquel participante realice sus operaciones bajo valores y principios claros.

De Click en el Botón de PLAY para ver el Video.

Artículo Producido por el Equipo Editorial Explorando México.
Copyright Explorando México, Todos los Derechos Reservados.