Aguas Frescas

full-agua%20de%20jamaica.jpg

Las bebidas conocidas como Aguas Frescas en México complementan con sus ricos sabores a la gastronomía del país. Maravillosamente refrescantes y únicas, tienen propiedades benéficas para el organismo, además de calmar el calor y tranquilizar el paladar tras los picosos platillos tradicionales. Se encuentran en puestos dentro de enormes vitroleros (contenedores de vidrio) por todo el país, decorando con sus brillantes colores el paisaje urbano de todo México.

El agua de jamaica es una de las preferidas en todo el país, en especial por sus propiedades curativas. Se sabe que esta flor es diurética, alivia la hipertensión arterial, funciona como antiparasitaria y es ligeramente laxante, por lo que ayuda a desintoxicar el organismo. Para preparar esta refrescante agua, sólo es necesario enjuagar las flores de Jamaica y ponerla en agua muy caliente, de la misma forma que preparando un té. Se pasa por un colador para retirar las flores; después se agrega azúcar y hielo.

El agua de tamarindo también es muy popular entre los mexicanos. Esta fruta es muy común en todo el mundo, se utiliza como condimento en la cocina asiática; es uno de los ingredientes principales de la salsa inglesa y en toda Latinoamérica se utiliza en postres, bebidas y condimentos. Entre sus propiedades medicinales destaca su forma de curar o menguar algunos problemas digestivos y es un laxante muy eficaz. Su preparación en agua fresca es un poco más complicada que la de otras porque primero se deben pelar las vainas de tamarindo y eliminar las venas, dejando sólo la pulpa y las semillas. Luego se ponen a hervir en agua hasta que la pulpa se suaviza, se separa la pulpa de las semillas y se licúa junto con agua y azúcar.

El agua de horchata es un preparado a base de arroz, azúcar, canela y vainilla, variando según el gusto regional. Ésta se prepara cubriendo arroz con agua caliente en un tazón que se sella y se deja reposar, a temperatura ambiente, de seis a ocho horas. Luego se pasa el arroz por un colador para deshacerse de esa agua. El arroz se combina con leche y agua en una licuadora y se vuelve a colar antes de agregar azúcar, vainilla, canela y hielo.

Además de estas tres versiones que son comunes a todo el país, las aguas frescas que se ofrecen dependen mucho de la temporada y la región, ya que se preparan de cualquier fruta, sólo basta licuar con agua y azúcar. Así, se encuentran deliciosas aguas de sandía y melón en el norte del país durante los meses de verano, aguas de coco en las zonas tropicales, así como de fresa, pepino, papaya, mango, guayaba, piña y decenas de otras frutas a lo largo de todo el país, obedeciendo la producción local de todas las maravillosas regiones de México.


Artículo producido por el Equipo Editorial de Explorando México.
Copyright: Explorando México. Todos los Derechos Reservados.
Imagen: Wikipedia.