El Impuesto IETU

full-IETU.jpg

El Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU) fue aprobado por el congreso de la Unión en junio 2007 como parte de la Reforma Fiscal propuesta por el Presidente Felipe Calderón y entró en vigor el 1 de enero del 2008.

La tasa del IETU que actualmente se debe pagar al gobierno mexicano es del 16.5% sobre la cantidad de los ingresos obtenidos menos las debidas deducciones. Los ingresos percibidos para calcular este impuesto son aquellos que fueron efectivamente cobrados durante el determinado ejercicio fiscal conforme a la Ley del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Están obligados a pagar este impuesto las personas físicas y morales residentes en territorio nacional, así como los residentes en el extranjero con establecimiento permanente en el país, por los ingresos que obtengan, independientemente del lugar en donde se generen por la realización de enajenación de bienes, prestación de servicios independientes y otorgamiento del uso o goce temporal de bienes.

Estos ingresos se acumularán para efectos del IETU cuando sean efectivamente cobrados. Se podrán deducir todas las erogaciones, excepto por concepto de salarios, Impuesto sobre la Renta (ISR), intereses que deriven de contratos de préstamo, financiamiento o arrendamiento financiero y las aportaciones de seguridad social.

El Secretario de Hacienda, Agustín Carstens, ha declarado que este impuesto ha estado cumpliendo su objetivo de estimular la inversión, generar más empleo y mayor crecimiento económico. A pesar de haber sido diseñado a través de un diálogo con el sector privado, algunos grupos empresariales y transportistas han expresado su inconformidad. El titular de la Secretaría de Hacienda asegura que el IETU impulsa la inversión en el país y que fue factor para que en febrero del 2008 la tasa de inversión estuvo por arriba del 10%.

Los ingresos exentos de pagar el IETU son aquellos obtenidos por Entidades Federativas, Municipios, órganos constitucionales autónomos y entidades de administración pública paraestatal. También están exentos los partidos, asociaciones, sindicatos obreros y las sociedades civiles organizadas con fines científicos, políticos, religiosos y culturales. Así mismo, este impuesto no aplica a las actividades agrícolas, ganaderas ni pesqueras.

La nueva Ley del IETU prevé una captación de 100 mil millones de pesos al año, mediante el cual se pretende evitar los paraísos fiscales y la evasión tributaria. El IETU gravará la diferencia entre los ingresos de las empresas y los gastos en bienes intermedios, con tasas del 16.5% en el 2008, 17% en el 2009 y del 17.5% a partir del 2010.

Artículo Producido por el Equipo Editorial Explorando México.
Copyright Explorando México, todos los Derechos Reservados.