Globos Aerostáticos en México, y el Festival Internacional del Globo

full-img6.jpg

Desde tiempos inmemorables, el hombre ha soñado con volar. El primer aparato eficiente para cumplir ese sueño fue el aerostato pero desde el desarrollo de aeronaves altamente eficientes, los globos han sido relegados al área de deportes y diversión.

Un globo de aire caliente es conceptualmente la más simple de todas las máquinas voladoras y consta de dos partes, envolvente y canasta. El envolvente está hecho de un nylon especial, ligero y muy resistente. La gran eficiencia de la canasta ha hecho que no varíe mucho desde que se inventó, sigue estando fabricada de mimbre porque es muy resistente y flexible. Aunque los globos no tienen sistema de propulsión, un cierto grado de control direccional es posible al hacer que el globo se eleve o descienda hasta encontrar vientos favorables.

El primero en lograr ascensión área en globo fue el sacerdote brasileño Barolomeu de Gusmao, ante la corte del Rey Juan V de Portugal en 1709. Este concepto era tan increíble, que el sacerdote fue acusado de hechicería y perseguido por la Santa Inquisición.

Las primeras ascensiones de globo universalmente admitidas fueron realizadas por los hermanos franceses Montgolfier, quienes experimentaron inspirados en el humo que ascendía por las chimeneas. Ante el Rey Luis XVI y la Reina María Antonieta de Francia en el Palacio de Versalles, en 1783 llevaron a cabo la primera exhibición en un globo de 11 metros de diámetro, llevando como pasajeros una oveja llamada Montauciel (ascenso al cielo), un pato y un gallo. El vuelo duró aproximadamente ocho minutos, cubrió 3 kilómetros y logró una altitud de 460 metros. Gracias a esta gran demostración, el globo aerostático se comenzó a conocer como “montgolfiere”.

El pionero de la aerostación en México fue Don Benito León Acosta, nativo de Guanajuato, cuando en 1842 voló en un globo fabricado por él mismo. Despegó desde su ciudad natal y aterrizó en Río Verde, San Luis Potosí. Esta hazaña lo convirtió en héroe nacional y dejó su nombre en la historia al ser el primero aeronauta mexicano.

León, Guanajuato es la sede del mayor festival de globo en Latinoamérica. El Festival Internacional del Globo (FIG) ha contado con la participación de pilotos mundialmente famosos desde que inició en el año 2002. La séptima edición del colorido Festival Internacional del Globo, celebrada en noviembre 2008 reunió a más de 100 globos y 200,000 espectadores. Además de la emoción de ver a estos colosos levantarse por el cielo, el FIG es muy divertido por muchas otras actividades, incluyendo el Campeonato Nacional de Bicicleta de Montaña, una espectacular exhibición de Aeromodelismo y las Noches Mágicas, un hermoso espectáculo musical donde los globos, anclados en tierra, encienden simultáneamente sus quemadores.

El FIG exhibe globos aerostáticos y su espectacular vuelo, pero no comercializa con ellos porque los globos no están equipados para llevar a más de dos pasajeros y un piloto. Para experimentar esta gran emoción puedes inscribirte al festival como rescatista y apoyar a los pilotos durante el evento.

El Club Aerostático Nacional te ofrece la posibilidad de vivir esta espectacular aventura, tiene sedes en San Juan del Río y Tequisquiapan en Querétaro y la Hacienda de Apulco en Hidalgo. Puedes reservar uno de sus paquetes, incluyen hospedaje porque debes arribar al lugar una noche antes, ya que el vuelo sale antes de las siete de la mañana, cuando la atmósfera está fría y empieza a salir el sol que calienta la tierra, creando corrientes de aire que aprovechas para volar. En el globo pueden ir desde 2 hasta 8 tripulantes más el piloto y la edad mínima para volar es de 4 años, bajo la responsabilidad de los padres.

Artículo Producido por el Equipo Editorial Explorando México.
Copyright Explorando México, Todos los Derechos Reservados.
Foto: festivaldelglobo.com.mx