Comidas Típicas Mexicanas

full-huevos%20rancheros.jpg

La cocina mexicana, famosa mundialmente y recientemente declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, tiene influencias indígenas y europeas. Algunas de las más importantes son la española, africana, asiática y de oriente medio. Esto ha dado forma a las comidas que se sirven en las mesas de las familias mexicanas. Dada la gran extensión y las diferentes regiones del país, existen notables diferencias entre los platillos típicos de las regiones norte, centro, y sur. El norte se caracteriza por su uso de carnes y mariscos, el centro y sur por sus platillos más condimentados y el uso de vegetales y el maíz. El sureste incorpora influencias mayas donde el cerdo ocupa un papel importante.


No obstante estas variantes regionales, los dos ingredientes más constantes, presentes por lo menos desde el año 3000 AC son el chile y el maíz, seguidos por el huevo, el jitomate, la calabaza, el aguacate, el cacao y la vainilla. Existen también ingredientes exóticos como chapulines, iguanas y ranas, populares en regiones que han conservado sus influencias indígenas. Restaurantes gourmet de comida mexicana y prehispánica recurren a estos ingredientes para sus creaciones mas nuevas, usualmente a precios fuera del alcance del mexicano promedio.


Con la llegada de la Colonia, se incorporaron a los ingredientes autóctonos el cerdo, vaca y cabras así como los cereales como el arroz y el trigo. Con este último, se fueron generando diferentes variedades de pan características de cada región del país. Sin embargo, el acompañamiento habitual de los platillos típicos son las tortillas, sirviéndose preferentemente recién hechas y en cantidades abundantes.


En cuanto a las bebidas, por la mañana es usual el atole, bebida de maíz con agua y azúcar, y el café de olla, aromatizado con canela y piloncillo. Durante la comida y la cena, la limonada, la horchata (preparado de harina de arroz con azúcar y canela) y las diferentes variedades locales de cerveza. Los refrescos gaseosos también son usuales en los locales que venden “antojitos mexicanos” platillos de comida deliciosa y de sencilla preparación.


Las horas de la comida y de la cena, se convierten usualmente en una oportunidad de convivencia familiar y punto de reunión para platicar sobre las vivencias diarias. En los fines de semana, la reunión para comer usualmente crece al invitar a familiares cercanos para disfrutar parrilladas al aire libre, o platillos de gala como mole poblano, que por su preparación artesanal son motivo de reunión.


La comida típica es también importante desde el punto de vista cultural, siendo preservada por los organismos gubernamentales, por medio de la publicación de recetarios, la organización de concursos culinarios y el reconocimiento a personajes relacionados con la cocina.


A continuación algunos de los platillos más representativos de la cocina mexicana:


Guacamole

Un rico acompañamiento o botana, el guacamole es preparado con aguacate, jitomate, chile, cebolla, cilantro y ajo. Este platillo se ha hecho popular en varios países, por su delicioso sabor y fácil preparación. Es común prepararlo para las parrilladas o carnes asadas preparadas en familia los fines de semana.


Carne a la Tampiqueña

Este platillo, originado en los años 50’s en Tampico en el estado de Tamaulipas, se prepara con marinando un filete de carne de res en jugo de naranja y cebolla, para posteriormente asarse al carbón o en la parrilla. Una vez que está en su punto, se sirve acompañada de enchiladas o entomatadas, queso, guacamole y frijoles refritos. Puede probar este platillo en casi todo el país, con pequeñas variantes en su preparación.


Huevos Rancheros

Un platillo muy común en el desayuno, consiste en una salsa guisada de tomate, cebolla, ajo, chile y cilantro. En un platón, se colocan dos tortillas de maíz fritas pero suaves, untadas de frijoles refritos y se colocan encima dos huevos fritos al gusto. Encima se vacía la salsa caliente. Se acompaña de café, jugo de naranja, pan y tortillas. La salsa usualmente es bastante picante, pero puede omitir el chile para los más pequeños de la casa.


Machacado con Huevo

Siguiendo en el tema del desayuno, el machacado con huevo es original del estado de Nuevo León, pero también popular en Sonora, Sinaloa y Chihuahua. Se prepara con carne seca de res desmenuzada, guisada con manteca de cerdo y huevo y salsa picante. Se acompaña de tortillas de harina de trigo.


Con los ejemplos anteriores, damos un vistazo rápido a la deliciosa variedad de platillos que nos ofrece la cocina mexicana. Hay platillos para todos los gustos, desde las comidas ligeras y sencillas hasta las más complicadas y condimentadas. Lo invitamos a encontrar en su localidad un buen restaurante de comida mexicana, o mejor aún, a aventurarse a preparar alguno de los platillos. En Internet seguramente encontrará alguna receta de su agrado. ¡Le aseguramos quedará enamorado de su sabor!



Artículo Producido por el Equipo Editorial de "Explorando México".
Copyright Explorando México, Todos los Derechos Reservados.
Foto: ClosetCooking.blogspot